Programas educativos

El objetivo del programa educativo y de los huertos comunitarios en zonas periurbanas es construir relaciones sociales positivas a través de la transformación participativa entre vecinos, estudiantes y agricultores para regenerar el espacio colectivo productivo y centro de bienes en común, para obtener herramientas que favorezcan tanto el suelo y el lugar como los valores, confianza y crecimiento profesional y personal de todos los involucrados.

 

Proyectos realizados

A lo largo de nuestros años de experiencia, hemos logrado obtener resultados exitosos con diferentes comunidades y escuelas en zonas urbanas. Como ejemplo hemos trabajado con :

  • Los huertos familiares en las comunas de Los Andes y San Esteban, Chile.

  • Huerto Comunitario Apan, Hidalgo junto a INFONAVIT

  • Talleres escolares en conjunto con Fondo Unido y Fedex

  • Programas de capacitaciones junto a DIF y la Secretaría de Trabajo del Estado de Chihuahua

IMG_2320.JPG

TRABAJO CON NIÑOS

Un huerto en la escuela funge como herramienta didáctica para apoyar en el aprendizaje  y llevar a la práctica conceptos teóricos que se ven en el aula.

Se puede relacionar con prácticas pedagógicas en matemáticas, ciencias naturales, nutrición, salud, reciclaje , tratamiento de basura (composta), medioambiente, formación ciudadana, arte, creatividad.

Además tiene un gran impacto en el desarrollo en los ámbitos de seguridad personal, trabajo en equipo, creatividad, entre otros.

Ofrecemos talleres, paquetes de huertos (instalación de huerto, carpeta de actividades para realizar con alumnos y videos educativos) y capacitaciones para el equipo pedagógico de la institución.

Trabajamos con niños, adolescentes y universitarios.

2018-10-02 20.50.09-1.jpg

Trabajo con comunidades

Entre los beneficios que aportan los huertos al medio ambiente y a la generación de una microeconomía local, un espacio verde genera cambios positivos en las dinámicas sociales de las comunidades, tales como:

Promover la vigilancia natural: El huerto es un espacio que estimula que la comunidad ocupe el espacio público por su dinamismo y genera “vigilantes”.

Estimular la confianza y colaboración entre vecinos: El huerto comunitario tiene como naturaleza integrar a la comunidad bajo un objetivo común que genera colaboración, confianza y trabajo en equipo.

Fomentar la participación y responsabilidad de la comunidad: La organización vecinal puede ejercer un control informal clave en la definición de la conducta de sus miembros vía actividades comunitarias y de apropiación del espacio publico.

Administrar adecuadamente los espacios públicos: La comunidad en conjunto con la administración del desarrollo y la municipalidad definen las reglas de trabajo y beneficios del huerto para la comunidad.